De esta reflexión podemos sacar varias conclusiones y posibles estrategias para conseguir un objetivo muy importante: mantener limpio nuestro patio de basura ya que debemos usar las papeleras tanto por el bien de la comunidad como por nuestro propio bien. No utilizar la papelera denota una evidente falta de educación. Demuestra que somos unos maleducados.  Respetar a los demás es la principal forma de cortesía.

  1. Concienciar y sensibilizar a nuestros alumnos de este hecho.

Proyección de VIDEO "PATRULLA EXTRELIMPIA" en clase. A través de las imágenes reales de su patio, concienciación de que durante los recreos no se cuida por parte de todos la limpieza de los patios porque no se utilizan las papeleras, en ciertas ocasiones, y porque, en otras, y tal como se ve en algunas fotografías, están rebosando de desperdicios. ¿Qué podemos hacer?

  1. Contamos con pocas papeleras y, a veces, esta circunstancia provoca el problema.

Envío al ayuntamiento una carta escrita por nuestros alumnos y sustentada con las fotografías del punto 1, expresando la inevitable consecuencia de la falta de contenedores de basura y reclamando más papeleras para nuestro centro.

Colocación de varios cubos amarillos grandes en el patio para reciclar restos de envases de plástico, tetrabrik… Los restos orgánicos irán a las papeleras normales.

  1. Los alumnos deben ser parte activa en el proceso de acción, pero también en el de sensibilización.

Se propone la creación semanal (para facilitar la participación del mayor número de alumnos y permitir la función lúdica del recreo) de la “Patrulla Extrelimpia” o “Extremalimpia”. Habrá que elegir la indumentaria identificativa de los miembros de la Patrulla.

Para premiar estas patrullas, se les otorgará los viernes en que finaliza su tarea semanal unos diplomas de reconocimiento a cada uno de sus miembros.